Gema de la Cruz- Coach

lunes, 31 de marzo de 2014

Las trampas de falopio

Después de hacer durante toda la vida todo lo que los demás me han dicho que tenía que hacer, me encuentro a mis casi 40 castigada sin postre,¿ por qué?Sin trabajo fijo, sin horario cómodo y sin un pavo en la cuenta corriente.¿Qué pasa aquí? si yo he hecho lo que todos me han dicho que era lo correcto, si he sido aplicada e incluso brillante desde niña.

 Pues fallé yo, me he dejado llevar por las expectativas que los demás proyectaban en mí y por ese afán de reconocimiento y cobijada bajo la manta del miedo, no me he plantado cara a mí misma.
Hasta aquí, no pienso dejar pasar ni un minuto más sin escucharme y fruto de ese compromiso conmigo misma nace este blog, en el que sin ninguna pretensión espero compartir mi experiencia de reinvención y aportar pensamientos de alguien que un día asomó la cabeza fuera de la caja y se encontró con un mundo de posibilidades.

Pero todo comienza antes, tres años atrás, cuando nace mi segundo hijo y a mi madre le diagnostican una enfermedad de la que se olvidará como irá olvidando los pedazos de su vida y de su propia personalidad. Entonces... qué hago entonces, dejar mi trabajo de Agente de Empleo y Desarrollo Local que tanto me gustaba porque los míos me necesitan, y qué hace todo el mundo, darme la razón, decirme que es lo mejor, apoyar "mi" decisión.

Amig@s después de tres duros años, me pregunto lo mejor? para quién? Quedarte en casa para educar a tus hijos y cuidar de tu familia se traduce día a día si eres honesta, si realmente eres franca, en labores de intendencia del hogar, lavar, cocinar, limpiar, planchar, no he desarrollado ningún programa de educación alternativa, no he aplicado proyectos para estimular la mente de mi madre, he sobrevivido día a día sin tener muchos de esos días tiempo ni para ducharme.

Al final esa actitud mía es la que realmente puede incidir en la educación de mis hijos,en la posición que su madre ocupa y asume dentro y fuera de casa, en contribuir a esa forma de organización social donde la mujer hace lo que se espera de ella "cuidar de su familia". Estoy convencida de que una Licenciada en Derecho con un Doctorado en Filosofía del Derecho, un Máster en Responsabilidad Social Corporativa, la experiencia de haber trabajado como profesora universitaria, consultora, asesora jurídica, puede contribuir en mayor y mejor medida a cuidar de su familia que poniendo lavadoras, sin desmerecer esa necesidad primordial en mi casa, pero que a mí, particularmente me frustra y es muy peligroso a la larga pagar el precio de esas frustraciones. Puedes caer en esas frases que aterran como "con todo lo que yo he hecho por vosotros y así me lo pagáis".

Si tu punto de partida es este las posibilidades que  planean en tu mente son varias y yo he pasado por casi todas:

a) Convertirte en "supermadre" poner todas tus competencias al servicio de la gomaeva, las reuniones del AMPA,las ofertas de Lidl o Primark y  las mejores recetas de postres traducidas directamente de páginas anglosajonas. Esta fase me llevó a engordar 20 kilos y pulirme así de un plumazo mi autoestima y mi fondo de armario.

b)  Convertirme en "cualquier cosa" cajera de Mercadona, teleoperadora, frutera, envidiar la vida de cualquiera que pasaba ante mis ojos con vida propia. La sola idea de salir de casa ya era mejorar porque pasar de asistenta sin sueldo ni vacaciones a cualquier cosa ya era un incremento en mi calidad de vida muy grande y me podría liberar del odioso pantalón de chándal. Esta fase está socialmente muy reconocida, puedes "aportar" dinero a la economía familiar pero sin ningún afán de desarrollo profesional, eso está muy valorado siendo mujer.

c) Conocer a una persona innovadora, emprendedora, una provocadora, que de repente te dice las verdades que rondan por tu cabeza pero que nadie se atreve a revelar en voz alta porque tú has preparado suficientes argumentos basados en el es que... y en el pero... como para quedarte resguardada en tu zona de confort por mucho tiempo más. Lamentando tus tristes circunstancias y protegiéndote de las amenazas bajo el paraguas de las manidas frases  "con la que está cayendo", "tal y como están las cosas", "no llaman de nada".... y que os voy a contar que no escuchéis cientos de veces al cabo del día. Pues bien esa persona es Ana Dols y su proyecto el Rivas Lab, pero de eso ya os seguiré hablando otro día. Por hoy suficiente striptease emocional, gracias Ana y gracias a mi pareja por creer en mí más que yo misma, retomo las riendas de mi vida y la aventura continúa.

12 comentarios:

  1. Los que hemos conocido esos temores, esos sin sabores, esas bajadas de autoestima, te entendemos. Yo apoyo cualquier iniciativa que te propongas, por que sé que sale de tus webs, aunque haya personas que te hacen sacar lo mejor de ti, recuerda, lo mejor está en ti. Lo vemos, y lo necesitamos.

    ResponderEliminar
  2. Gema de la Cruz se reinventa en RIvasLab!!. Gema muy interesante tu testimonio para todas las personas q. nos estamos RINVENTANDO!!. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias compilabers! está claro que es real el mantra que tantas veces he escuchado de niña: "Sola no puedes, con amigos sí"

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho y me he visto en mucho de lo que escribes...nos vemos en Rivas Lab y felicidades por el blog y por salir de tu zona de confort!! ;-)

    ResponderEliminar
  5. ¡Ánimo y suerte Gema! Te lo mereces ;-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bárbara! Qué ilusión que me leas, un besazo.

      Eliminar
  6. Gracias por invitarme al nacimiento de tu nuevo hijo al que veo con los ojos bien abiertos y lleno de vida. Parece mentira que haya nacido hoy cuando a mi me parece que desde siempre ha estado dentro de ti. Estoy convencida de que sus primeros pasos seran firmes y que nos sorprendera a todos con su capacidad y talento. Cuidale como buena madre, alimentale con pensamientos y engordale con palabras.

    Y por lo demas, pues no te preocupes demasiado, como dice Tom Kelley "el dinero sera siempre facil de medir, lo que requiere mas esfuerzo es valorar el corazon". Tu ya lo has hecho, eres una valiente descarada que va a conseguir sus objetivos.

    Un abrazo de alguien que ha tenido la suerte de trabajar en el mejor equipo de trabajo del mundo y que tu seleccionaste y coordinaste

    Cristina

    ResponderEliminar
  7. Excelente artículo. Una reflexión sobre tu pasado con visión de género, un pararte de forma consciente en el presente agradeciendo a quienes te han ayudado a llegar hasta aquí, y una apuesta por el futuro donde tú tomas las riendas de cómo continuará tu historia. Yo creo que muchas mujeres nos hemos visto reflejadas en tu testimonio, nos ha hecho pensar, y el título no puede ser mejor. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Hola Gema,
    Me han encantado tus palabras...ahora a mirar para adelante y con ideas nuevas, que eso es lo importante...como dice el refran renovarse o morir, tu has optado por la primera opcion, me alegro un montón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola Gema,
    Tu primer articulo es todo tu, esta lleno de inteligencia, corazón y sentido del humor, da gusto leerte y ver como coges de nuevo las riendas de tu vida. Seguro que te llevaran lejos,
    Ya sabes que te ayudare en lo que pueda
    Un Beso

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Fabuloso. Inspirador. Esperanzador. Real. Honesto
    Gracias Gema. Para mi eres ya una inspiración de fuerza y de mujer. Ese tipo de mujer que a mí si me han enseñado a admirar, pero que es muy difícil de encontrar
    (Compartido en Google+)

    ResponderEliminar