Gema de la Cruz- Coach

viernes, 27 de mayo de 2016




Todo se crea dos veces. La visión precede a la realidad.
Ley Espiritual de la Creación


Agobiada porque como todo Junio que se precie tengo exámenes, trabajos y  tareas pendientes. El fin de mi máster, examen de inglés...porque que una sea coach no quiere decir que no tenga un día de agobio y sensación de mejora en la gestión del tiempo. Si no experimentas y vivencias es más complicado generar empatía con tus clientes cuando traen esas sensaciones. Así que me he puesto a hacer un ejercicio que es una de las herramientas con las  que yo trabajo con mis clientas, la elaboración de lo que yo llamo: panel de sueños. Yo acostumbro a  hacer uno cada año, disfruto mucho mientras lo hago, pongo música y me dedico a ojear revistas y a ir recortando lo que me motiva, me gusta, me remueve, según veo las imágenes y paso las hojas. Es una labor creativa y muy relajante, la cabeza se mantiene calladita, te liberas de pensamientos y todo fluye fácil, como cuando era niña y la clase de plástica todavía se llamaba manuales e inundaba el aula un olor a pegamento "imedio" y a libertad. Y nadie había oído hablar del visual thinking ni falta que nos hacía.

Y  para qué os cuento esto os preguntaréis, pues porque está directamente relacionado con algo de lo que me dí cuenta ayer mientras contemplaba mi barrio lleno de grúas de obra y creciendo porque es una zona residencial nueva, y al mirar una de las casetas de obra donde las promotoras venden los pisos me dí cuenta del gran ejercicio de confianza que es invertir en un piso comprado sobre plano, sobre plano! El piso no existe, sólo hay un terreno vallado, alguna maquinaria y una caseta de obra donde te muestran planos que una vez contemplas y te entusiasmas se convierten en tu mente en tu futura casa. Pero allí no hay nada, ni trasteros, ni salón comedor, ni zonas comunes...estás haciendo una de las mayores inversiones de tu vida sobre una idea.
Suele ocurrirnos con las decisiones más importantes que tomamos, o no has proyectado estando embarazada mil veces la cara que tendría tu bebé, sus ojos, su sonrisa, como imaginabas ser mamá y lo que harías. 

Hay una anécdota referida a Walt Disney, cuando se inauguró su parque de atracciones, Disneyland él ya había fallecido, y uno de los periodistas en la visita inaugural le comentó a su hija que era una lástima que su padre no pudiera estar en esos momentos viéndolo. La hija le contestó, no se preocupe, mi padre fue el primero en verlo, pues lo había visto en su mente.

Con todo esto os quiero animar a visualizar, vuestros objetivos, proyectos, cualquier situación que proyectéis. La visualización es una herramienta muy potente y al alcance de cualquiera. Pero claro recomiendo visualizaciones positivas, porque inconscientemente traemos muchas visualizaciones negativas a nuestra mente, se nos aparecen imágenes terribles de lo peor que puede sucedernos. Al hacer visualizaciones activamos la misma zona del cerebro que se activa para los recuerdos de manera que desde un punto de vista fisiológico no sabemos si es recuerdo o sueño, yo misma he tenido alguna vez esta confusión. Y evocamos emociones diferentes cuando la situación acontezca, nos liberamos de miedos e incertidumbres, ya hemos transitado por ese lugar, por ese momento, como por nuestro piso comprado sobre plano.

Utilizo las visualizaciones positivas en mi vida pero también con mis clientes, son potentes, nos hacen sentir bien, nos ayudan y nos dan muchas información del inconsciente.

Y es que al final como ya dijera Calderón de la Barca: 

¿qué es la vida? un frenesí
¿qué es la vida? una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Así que a soñar con la vida que queréis con las cosas que deseáis y a compartir y cumplir sueños.


2 comentarios:

  1. Lo que crees, creas ;) Animo con ese TFM y ese English exam (a ver cuando quedamos "to practice"!

    ResponderEliminar